lunes, 1 de noviembre de 2010

Explica Rajoy un poco y ya pierde votos, por Luís Solana

Explica Rajoy un poco y ya pierde votos


Por Luís Solana, en su blog “Debate tras la línea roja". 31 de octubre de 2010

El mayor éxito de Mariano Rajoy y del PP ha sido y es no explicar lo que harían ante la crisis económica que vivimos. Que lo explique el PSOE; que se abrase el PSOE; que diga lo que hay que hacer y lo que cualquiera tendría que hacer. El diario EL PAIS se ha apuntado un tanto consiguiendo que Mariano Rajoy diga algo de lo que le gustaría hacer si gana las elecciones. No ha desgranado un programa, no, ha dejado caer cuatro o cinco medidas políticas de esas que dejan claro que hay una derecha y una izquierda.

Es muy curioso que Rajoy en esa entrevista haya sido mucho más rotundo con asuntos de moral e igualdad que con temas de economía. Tenemos una derecha que puede disfrazar lo que haría en economía, pero que considera urgente que se sepa lo que piensa sobre temas de igualdad y de costumbres.

Sería bueno que el que piensa votar derecha se encontrase cómodo con Rajoy. Me parece que desde hoy lo pueden estar. Convendría que un votante de izquierdas se sintiera cómodo con Rodriguez Zapatero. Me parece que, si ha leído a Rajoy en El País, lo pueden estar desde hoy.

Vamos a ver ciudadanos, Rajoy defiende que (en economía) hay que hacer en España lo mismo que ha decidido hacer el Premier Cameron en el Reino Unido. ¿Sabéis qué significa esa estrategia? Pues que hay que poner en la calle a 500.000 funcionarios públicos.

Sí, funcionarios que estáis fastidiados por una reducción de sueldos, sí; el PP dice que os puede mantener el sueldo pero, a los que sigáis teniendo empleo. Os avisa Rajoy que muchos os iréis al paro. Entre reducir salario y marchar al paro hay una diferencia: la que hay entre el PP y el PSOE.

Ese colectivo que es el mundo gay había encontrado con el PSOE una estabilidad en sus relaciones públicas y privadas. Mariano Rajoy anuncia que  va a cambiar eso del matrimonio si él gana las elecciones. Anuncia retrocesos en los derechos conseguidos por colectivos que son de derechas y de izquierdas. Pero que ya deberían ser decididamente de izquierdas. Salvo que acepten que van a perder derechos gracias a Rajoy y el PP.

Complicado como pocas cosas es el asunto del aborto. Pues Mariano Rajoy ha declarado que está dispuesto a revisar hasta lo que el Tribunal Constitucional ha declarado correcto. Con Rajoy y el PP podemos ir a un modelo social reaccionario y a un modelo económico exagerado.

Gracias a todos los que consigáis que el PP y Mariano Rajoy digan algo de lo que harían si ganasen las elecciones: cada vez que hablan con sinceridad van a perder votos.

domingo, 31 de octubre de 2010

VALCÁRCEL DIMISIÓN. Estamos en la frontera del subdesarrollo

VALCÁRCEL DIMISIÓN. 
Estamos en la frontera del subdesarrollo 

31/10/2010 - Editorial de "VegaMediaPress.com"

Desde hace cuatro años nuestro periódico digital venía denunciando que la burbuja inmobiliaria estaba dando paso a una burbuja de corrupción de consideraciones muy graves. En editoriales, en comentarios, en artículos y hasta con señales de humo insistíamos que algo esencial para la existencia de la Región no funcionaba y que las disfunciones del ladrillo, invento del presidente Aznar para sacar a España de la crisis económica y social, no era la dirección adecuada.
En la Región de Murcia de una forma muy contundente. Vega Media Press no ha renunciado nunca, en estos últimos siete años de su dura existencia, a informar debidamente a nuestros lectores. Nosotros creemos en la cita bíblica de que la libertad nos hace libres. Otros miraban para otro lado diciendo mentiras, medias verdades o se dedicaban a alabar al césar y a sus corifeos empresariales que buscaban la ganancia fácil y rápida, apoyando políticas mostrencas producto de la imaginación de asesores trasnochados.

El poder político, social y económico practicando una política propagandística electoralista y victimista, culpaba y sigue culpando de todos nuestros males a los poderes del Estado en la figura del presidente Zapatero, que ciertamente también ha contribuido a la decadencia económica española.

Nosotros desde las páginas de VMPress señalábamos constantemente que esta actitud del gobierno regional no era la más apropiada, y que de seguir esta línea, de enfrentamiento continuo con el Gobierno del Estado, llegaríamos a una situación de crisis muy parecida a una quiebra técnica. Los hechos han demostrado que llevábamos toda la razón del mundo. 

Según la Unión Europea, la Región de Murcia es una de las más pobres de Europa, y una de las que registran mayor paro. Item más, con los sueldos y salarios más bajos, así como las pensiones. Vivimos en la frontera del subdesarrollo.

Pero si la crisis económica y financiera es grave, ahora nos encontramos con una crisis política y ética que nos está conduciendo al borde del precipicio. Los casos de corrupción se han generalizado. Concejales, diputados, alcaldes, consejeros y un ex delegado del Gobierno integrados casi en su totalidad en el partido gobernante, que es el que debe de dar el mayor ejemplo, han entrado en una dinámica que está moviendo a media docena de juzgados y al Tribunal Superior de Justicia en direcciones de procedimientos muy preocupantes.

Proyectos fantasiosos como los de Novo Cartago, Lo Poyo, San Ginés de la Jara, Cabo Cope, Paramount Pictures y la demencial idea de levantar un aeropuerto a escasos kilómetros de los de San Javier y Elche, no lleva a pensar que este gobierno de Valcárcel nos conduce, si no al caos, sí a un extremo del precipicio político y moral.

Esta es la situación en términos generales. Podemos señalar errores de bultos más o menos anecdóticos, como el desastre de una sanidad que ya no puede ni pagar sus deudas a los farmacéuticos, las horas extras a sus sanitarios o montar una televisión millonaria que solo sirve los intereses de sus amos.

Pero dejamos la ocasión para más adelante, y para dejar a la oposición socialista la posibilidad de criticar con razones y justamente a este equipo que ni funciona, ni trabaja, ni tiene credibilidad. Por eso, desde nuestra humildad, pedimos a don Ramón Luis Valcárcel Siso, su dimisión por el bien de Murcia y los murcianos. Es lo mínimo que podemos pedir ahora mismo. Mañana le imputaremos.

No podemos resistir por más tiempo el apetito de autodestrucción del señor Valcárcel, sin poner en peligro a esta hermosa Región. Basta. Basta ya de intrigas de Los Sopranos.


domingo, 24 de octubre de 2010

“Mariano, métete en la cama y no te levantes hasta las elecciones”

24/10/2010 - CARLOS CARNICERO - en ElPlural.com

“Mariano, métete en la cama y no te levantes hasta las elecciones”

Pedro Arriola arrastra muchas leyendas. Algunas son inequívocamente ciertas, como su presencia inexplicable –no era ni es funcionario ni dirigente político- en la mesa de negociaciones que organizaron Jaime Mayor Oreja y José María Aznar en Suiza con ETA. Otra leyenda es la de sus minutas presentadas y pagadas por el PP. Fue sociólogo de cabecera de José María Aznar y lo es de Mariano Rajoy. Con Rajoy lleva dos descalabros electorales en sus espaldas y la estrategia de la tensión no le dio resultado en el 2004 y en el 2008, tal vez porque le devolvieron la misma medicina con una presión desde la izquierda que movilizó el voto útil hacia el PSOE en las dos ocasiones: aquel PP asustaba tanto por lo menos como este.
Ahora circula la información de que su consejo o instrucción a Mariano Rajoy es que lo único que tiene que hacer es “nada”, para no meter la pata; fue formulado de la manera más gráfica posible: “Mariano, métete en la cama y no te levantes hasta el día de las elecciones”. 

La pasividad es un arte, por lo menos taurino: el dontancredismo funciona sólo si el toro colabora con la creencia que la figura no es humana y por lo tanto no merecedora de una embestida. Pero quedarse quieto tiene sus inconvenientes: se desaprovechan algunas ocasiones de ampliar el electorado por una disociación de la derecha más extrema. Arriola sigue las ya viejas teorías de Karl Rove y los neoliberales norteamericanos que creen que la fragmentación y la radicalización de la sociedad mantiene movilizado al electorado más conservador y exaspera al progresista. 

Eso tiene ahora un inconveniente. Alfredo Pérez Rubalcaba es mucho más dialéctico que cualquiera de los dirigentes populares. La tonalidad del discurso de Dolores de Cospedal pierde crédito en la medida que gana previsibilidad y automatismo. Es como las viejas máquinas de discos que echando una moneda repetían la misma canción. Y aguantar un años sin decir otra cosa que el Gobierno es perverso y que hay que sacarselo de esquina no lo resistirán ni los niños, a los que es sabido que les entusiasma ver una y otra vez la misma película. 

NO hacer nada es perder oportunidades. Y los incondicionales, que se mueven mucho más por animadversión al contrario, pueden seguir siendo votantes fieles. Esa es la confianza de Arriola: la pasividad moviliza a los propios y exaspera a los rivales en la medida que las circunstancias y los vicios adquiridos evitarán los aciertos del Gobierno. 

Lo cierto es que con la remodelación se augura la posibilidad de que todavía haya partido, emulando el símil futbolístico cuando se considera la eventualidad de una remontada en el tanteo. 

Pero hay cosas que no se entienden: ¿por qué dejar pasar algunas oportunidades de darle el abrazo del oso al Gobierno? El alcalde de Valladolid un ginecólogo híper machista, que no es la primera vez que lo demuestra; podía haber encontrado su retiro en sus manifestaciones intolerables ofendiendo a todas las mujeres de España y también a los numerosos hombres que entendemos que la Igualdad es un derecho democrático de la sociedad que admite tolerancia cero frente al machismo. 

¿Por qué no aprovechar para librarse de ese cadáver político ultra que es el alcalde de Valladolid? ¡Compromisos anteriormente adquiridos? La nómina de machistas que no son condenados por el PP y ni siquiera por sus mujeres, es amplia. Y en los medios de la caverna no pierden ocasión de retratarse trasladando la caspa a las páginas donde escriben. Por qué no distanciarse de esos elementos. Quieren hacer creernos que las bajezas de este calibre se ventilan con que las declaraciones “fueron desafortunadas”; no es un problema de oportunidad, es la relación que existe entre el machismo y los asesinatos de género. Si Rajoy hubiera salido diciendo que lo que ha dicho el alcalde de Valladolid no cabe en el PP hubiera dado un salto importante en su crédito. 

¿Por qué no haberse abstenido en los presupuestos, aliviándole al Gobierno de pactar con el PNV y demostrando una responsabilidad institucional compatible con la crítica más despiadada al Gobierno? 

Tal vez Mariano Rajoy no tiene capacidad de iniciativa y no puede hacer nada porque cumple las órdenes de Arriola y está en la cama: probablemente durmiendo. 

Carlos Carnicero es periodista y analista política 
Blog de Carlos Carnicero: 
http://www.ccarnicero.com/  

viernes, 15 de octubre de 2010

¿Y si Zapatero tuviera razón?

LUIS SOLANA - 15/10/2010 – en su blog Debate tras la línea roja

Que ya lo sé, que muchas cosas van mal. No me lo contéis, lo cuento yo: hay paro, hay reducción de salarios en la Función Pública, hay una drástica reducción de inversiones y hay rebajas en las pensiones. ¡Eso no es de izquierdas! gritan muchos ciudadanos de izquierdas (y de derechas). Pues igual tienen razón o igual no. Además, sin dejar de criticar, algunos plantean que el presidente del Gobierno se tiene que marchar a su casa. Incluso hay ciertos compañeros y a algunos amigos a los que les empiezan a temblar las piernas. Por ejemplo al presidente de Castilla – La Mancha. Esto está muy mal y Zapatero tiene que dimitir.

El presidente de Castilla- La Mancha, Barreda, no ha estado fino. Vamos que no ha estado en socialista de verdad. 

Alguien me ha dicho que lo que ha intentado es parecerse a José Bono en unos distanciamientos con el gobierno central que le daban votos. Un error. José Bono pudo enfrentarse con el gobierno por Cabañeros o las Hoces del Cabriel, pero disentir del líder González, ni de broma. Su sucesor, Barreda, no es un socialista tan sólido como Bono: ha pedido que Zapatero ponga límite a su tiempo. ¡Qué error!
 

El presidente Barreda está sencillamente asustado. Muchos socialistas están como él y otros están desconcertados. Pero esto ha pasado ya más veces en la vida de este partido. Y casi siempre se pudo demostrar que el gobierno socialista tenía razón y que los sacrificios (hasta de la vida) valían la pena para conseguir una sociedad más justa.
 

Que los socialistas estemos desconcertados no significa que necesariamente tengamos que pedir que nuestra dirección se marche a su casa.
 

Pero ante este estado de nervios (que la derecha nota) tenemos que ser capaces de saber por qué se ha hecho lo que se ha hecho por el gobierno Zapatero y -sobre todo- qué pasaría si al comenzar el año 2012 se viera que Zapatero tenía razón.
 

España estaba al borde de la suspensión de pagos hace bien poco tiempo. ¿Quién tenía la culpa? Pues es una lista muy larga. Bancos y Cajas insensatas/os y hasta ladrones/as. Inmobiliarias incapaces de entender lo que es una empresa. Familias que habían decidido endeudarse por encima de su capacidad de ingresar sueldos. AVEs que nunca se tuvieron que construir. Todos consiguieron/conseguimos que España tuviera unas deudas imposible de creer que las podían devolver.
 

Zapatero decide (y lo explica mal) que sólo podemos seguir estando dentro del sistema financiero internacional si demostramos que podemos devolver lo que debemos.
 

Las durísimas medidas económicas adoptadas por el gobierno Zapatero están permitiendo que España y las empresas españolas puedan conseguir dinero para expandirse, devolver los créditos y ser alguien solvente mañana.
 

Acepto que dudeis hoy de lo que sostengo. Vale. Pero dentro de un año, allá por el final del 2011 o principios del 2012 pude ocurrir que la economía española vaya bien. Igual se crea empleo, se genera actividad y se exportan productos. O cosas así.
 

¿Qué decimos de Zapatero si eso ocurre? ¿Valió la pena el sacrificio? ¿Tuvo sentido romper el alma a corto plazo a los socialistas si los compañeros descubrimos que Zapatero tenía razón?
 

Que ningún socialista ni ningún simpatizante socialista se desespere hoy. Que nadie que votó al gran partido del progreso social dude porque hay un bache económico muy mal explicado.
 

Vamos a debatir. Vamos a esperar. Igual el presidente Zapatero en el 2012 nos demuestra que tenía razón.
 

Yo apuesto que será así.
 
Luis Solana es militante socialista y promotor de Nuevas Tecnologías 

www.luissolana.com

lunes, 11 de octubre de 2010

¡Abstencionistas, despertad como los madrileños!, por Enric Sopena

¡Abstencionistas, despertad como los madrileños!

ENRIC SOPENA - 10/10/2010 – ElPlural.com



¿Es acaso esto lo que queremos desde la izquierda?
La encuesta de Metroscopia, publicada ayer en El País, sobre la intención de voto en la Comunidad Valenciana, es desoladora. “El PP arrasa en Valencia aunque la mayoría rechaza a Francisco Camps como candidato”, puede leerse en el titular. “El descrédito del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, va en aumento, pero ello no pasa factura al PP en la Comunidad”, se subraya. “El deterioro por los escándalos de corrupción no afecta a las expectativas electorales del PP, que aumentaría la mayoría absoluta que posee si se celebrasen hoy elecciones al Parlamento autonómico”.

El PP incrementa sus escaños hasta sesenta [en la actualidad, 50]. “El sondeo (…) indica que el aumento de escaños no se logra por un mayor apoyo electoral, ya que el PP perdería dos puntos respecto a (…) 2007. La ventaja se consigue por el hundimiento de los socialistas valencianos, que perderían cinco de sus 38 diputados actuales. El PSPV no logra alcanzar el 30% de los votos (29´3), dado que un inusual porcentaje de sus votantes se inclina por la abstención”.

Comportamiento pasivo

El factor abstención planea por doquier. Respecto a las elecciones catalanas del 28 de noviembre, Antonio Franco, ex director de El Periódico de Catalunya, escribía ayer que “los estudios de opinión subrayan que no tienen la intención [muchos habituales votantes del PSC) de desplazar su voto a otras formaciones: se abstendrán”. Este género de comportamiento pasivo por parte de ciudadanos de sensibilidad progresista o de izquierdas puede extenderse en la presente coyuntura. Se trata de una abstención de castigo a sus dirigentes políticos debido a la frustración, el desaliento, la decepción o el cabreo, estados de ánimo muy comprensibles, por lo demás, en medio de una feroz crisis económica.

Los que se flagelan a sí mismos
Pero lo más sorprendente de la situación que se nos viene encima es que los abstencionistas no sólo castigan a los líderes socialistas, sino que en paralelo se flagelan a sí mismos. Porque si cae derrotado José Luis Rodríguez Zapatero, el actual presidente del Gobierno será en efecto castigado en las urnas, pero su alternativa no será la entronización de otro presidente socialista más eficaz y mejor gobernante. La alternativa –no hay otra a la vista- será Mariano Rajoy. Es decir, que los votantes de izquierdas, cansados de Zapatero, llevarán al jefe de la derecha extrema a La Moncloa. ¿Puede entenderse este fenómeno en clave racional? Las pataletas son propias de niños, no de jóvenes y menos aún de adultos. Estamos frente a una reacción que tiene mucho de masoquismo.

Un izquierdista
El director de cine norteamericano Oliver Stone, que tiene ahora mismo en las pantallas españolas una película –Wall street. El dinero nunca duerme-, es un demócrata radical y, desde luego, izquierdista. Preguntado el otro día sobre si “se siente decepcionado con Obama, como muchos votantes”, contestó: “Sí. Pero no hay otra opción. Es él o Sarah Palin, el retorno de la derecha (…)”. He aquí a una sencilla lección de sentido común y de sensatez. Abstenerse es un derecho, ciertamente, y cada cual hace lo que cree más pertinente. Pero no tiene justificación alguna cuando lo que está en juego es el derrumbe de la izquierda y la resurrección de la derecha. No es una cuestión de siglas, sino de modelo ideológico con todos los errores y debilidades que se observan. ¿O es que los abstencionistas aludidos no son capaces de votar en España a Zapatero, en Cataluña a Montilla o en el País Valencià a Jorge Alarte, de modo que los beneficiarios de su decisión acaben siendo Rajoy, Mas o Camps?

Síntomas muy positivos
Los socialistas durmientes durante años de la Comunidad de Madrid han despertado, han espabilado y se han lanzado a la aventura posible de reconquistar el Gobierno autonómico. Los síntomas son muy positivos. A nadie extrañaría, a día de hoy, que Gómez venciera a Esperanza Aguirre. Aquello que conducía -hasta hace bien poco- también a la abstención madrileña se ha quebrado por fin y ha empezado de alguna manera un vuelco político de gran calado. Nada impide que esta derecha, tan impresentable, se quede clavada y pierda lo que cree tener ganado, incluidos los enclaves donde la corrupción está siendo bochornosa y evidente. Pero los primeros que han de reaccionar son los líderes, impulsados por la moral de victoria. ¡Abstencionistas de toda España, despertad como los madrileños! Este trascendental partido aún se puede ganar.

Enric Sopena es director de El Plural

sábado, 9 de octubre de 2010

Sr. Zapatero, haga caso a Barreda, por Enric Sopena

 Sr. Zapatero, haga caso a Barreda

Enric Sopena - 09/10/2010 – ElPlural.com 


José María Barreda, presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha vuelto a ejercer de Pepito Grillo. No es la primera vez que lo hace. Hará unos meses que aconsejó en voz alta a José Luis Rodríguez Zapatero que cambiara su Gobierno para potenciarlo ante la opinión pública. A la vuelta del verano, abrió de nuevo la boca y se sumó a la opinión de su homólogo extremeño, Guillermo Fernández Vara.

El presidente de Extremadura había subrayado que si Zapatero seguía dudando acerca de si ha de ser o no candidato en las elecciones generales de marzo de 2012, lo mejor que podría hacer es no presentarse. Y ayer supimos que en una reciente reunión interna de su partido Barreda diagnosticó “que o cambiamos de rumbo o acabaremos llegando al lugar donde nos dirigimos, a una catástrofe electoral”.

Los líderes máximos
Barreda tiene razón, aunque tales planteamientos acostumbran a no gustar nada a los líderes máximos de la política. Puede decirse que el presidente castellano-manchego fue excesivo en sus palabras. Puede añadirse que sus reflexiones debería habérselas hecho llegar a Zapatero sin dar cuartos al pregonero. Puede también señalarse que no está el horno para más bollos y que el beneficiario de tamaña andanada es Mariano Rajoy Brey. Todo esto es verdad, pero más verdad -y más trascendente- es advertir al PSOE que, en efecto, se dirige al precipicio, salvo que se atine con el rumbo a seguir, lo que por otra parte y a la vista de las circunstancias, no es precisamente fácil.

Dimensión política
¿Por qué el presidente continúa resistiéndose a dar un golpe de timón llevando a cabo un cambio profundo de Gobierno –lo decimos desde El Plural por enésima vez- que modifique su actual dimensión más bien tecnócrata y que refuerce al máximo su dimensión política con políticos veteranos o menos veteranos, pero sólidos y convincentes? ¿Por qué le está costando tanto a Zapatero anunciar que él está dispuesto a presentarse de nuevo encabezando la lista del PSOE? ¿No se da cuenta, o no se quiere dar cuenta, de que esa incertidumbre siembra la desconfianza entre los suyos y más aún entre los que han de saltar al terreno de juego en el mayo próximo?

Encuestas inquietantes
Las encuestas son todas muy inquietantes para el PSOE. Dentro de casi dos meses el calvario puede iniciarse en Cataluña. Se multiplicará probablemente en mayo, salvo quizás la Comunidad de Madrid gracias a Tomás Gómez. ¿El fantasma de 1995 se aparecerá en 2011? Aguantar, aguantar, sólo aguanta Extremadura y, por la mínima, Castilla-La Mancha. No se recuperará el Ayuntamiento de Madrid y es muy probable que caiga el de Barcelona. Y las generales de dentro de año y medio –el tiempo vuela- pueden terminar en “catástrofe electoral”, como vaticina Barreda.

Numerosas huelgas
Pero respecto a la cuestión de fondo no debe olvidarse que muchos de los Gobiernos europeos sobreviven con una gran dificultad, entre tropezones, múltiples caídas y numerosas huelgas. Ni olvidar que el carismático Obama va dando tumbos por la crisis económica y por la brutal presión de la derecha y la extrema derecha americana. Ni olvidar que empiezan a ser en Europa raras avis los Gobiernos socialistas o socialdemócratas, mientras crecen peligrosamente los partidos ultramontanos, los neofascistas y los xenófobos, que son una misma cosa.

El radicalismo
Estas consideraciones invitan en cierto modo a exculpar a Zapatero. El presidente brilló en la primera legislatura pero la segunda ha estado marcada, y sigue más o menos así, por la crisis. Eso lo tienen que reconocer Barreda y cualquier observador lúcido. Ahora bien, por lo que entendemos de las aseveraciones de Barreda el hueco para la esperanza -que todavía existe- debe ensancharse como sea para sacar el máximo partido posible e impedir que una derecha cada vez más escorada hacia el radicalismo, mentirosa y en buena parte corrupta derrote a los socialistas.

Apenas queda tiempo
Es por ello que Zapatero tiene que mover ficha de una vez y no quedarse agazapado. Ahora, por si fuera poco, está periodísticamente hecho trizas. Sr. Zapatero: haga caso a Barreda y póngase las pilas ya mismo. Apenas queda tiempo y los milagros ni están ni se les espera.

Enric Sopena es director de El Plural

lunes, 4 de octubre de 2010

Begoña, dependerá de ti




Ayer, los socialistas murcianos tuvimos la ocasión de participar en la gran fiesta de la democracia en el interno de nuestro partido, el PSRM-PSOE. 
Ayer elegimos libremente, y con voto secreto, a quién será nuestro líder en las próximas Elecciones Autonómicas del mes de mayo del año 2011. 
Begoña García Retegui, fue la elegida. Y es una candidata absolutamente legitimada tras las primarias, que han sido posible gracias a la valentía, a la entrega y al compromio de Jesús Navarro, y de su magnífico equipo. 
El partido ha hablado, y Begoña es la candidata del PSRM para enfrentarse a Valcárcel. Begoña es, pues, mi candidata. Más fuerte, y más consolidada tras estas intensas semanas de debate abierto, sincero y necesario. 
Pero, el trabajo no está terminado. Queda, quizás, lo más difícil e  importante: hacer realidad las expectativas y deseos de cambio y renovación. 
Espero y deseo que esos principios e ideales iluminen la elaboración de "la lista", la estrategia a seguir, y los mensajes y mensajeros que la han de hacer comprensible y compartida por una amplia mayoría de murcianos y murcianas. Ahí comprobaremos hasta qué punto estas primarias son el inicio del "nuevo impulso" del socialismo murciano, o sólo una etapa más en el eterno retorno al ostracismo político en esta devastada región. 


Begoña, dependerá de ti, y para ello tendrás el apoyo de todos los socialistas que deseamos cambiar nuestra historia reciente de fracasos y derrotas.
Begoña, hazte valer como portadora de los deseos y esperanzas de la amplia mayoría de los murcianos socialistas. De los que ayer te votaron, y también de los que no lo hicimos. Tú eres desde hoy nuestra esperanza, y debes ser consciente de la responsabilidad que eso supone. 
Sé valiente, -lo has demostrado mil veces-, y rodéate de los mejores, al tiempo que rompes viejas amarras que sólo te lastrarán hacia el abismo, y a nosotros contigo. 
Hazte acompañar por gente con garra, como tú. Gente con hambre de lucha política, gente que odie la resignación y el conformismo. Busca gente que huya de la comodidad de la oposición, y sea capaz de dar su vida por cada una de las muchas batallas que tenemos pendientes hasta lograr nuestra victoria definitiva. 
Begoña, se lo debemos a todos los murcianos que desean una educación de calidad, una sanidad eficiente, un puesto de trabajo estable, y una vivienda accesible. Se lo debemos a todos los que creen en la decencia de la Política, pero también -quizá, más aún-, a aquellos que no nos votan y piensan que todos los políticos son iguales. Tu tarea, nuestra tarea, es hacer ver a mucha gente que otra región es posible. Pero, a la vez, mostrarles un nuevo camino de ilusión y de esperanza, más allá de las trompetas de la retórica y de la demagogia del Partido Popular. 
Los militantes y simpatizantes socialistas de esta región estamos ansiosos por recobrar la ilusión en la Política, y en nuestro partido. Y, si nosotros lo hacemos, la mayoría de los murcianos volverá a confiar en nuestro proyecto. Así que, Begoña, mucha suerte, porque la tuya será la nuestra. 


Un abrazo muy grande, y no nos defraudes, por favor. 
Atentamente, 
José Segura Sola, militante socialista de Lorca. 

lunes, 13 de septiembre de 2010

Sólo hay corruptos de izquierdas, por Luís Solana

Sólo hay corruptos de izquierdas


Por Luís Solana. Publicado el 11 de septiembre de 2010, en su blog "Debate tras la línea roja" y en ElPlural.com

Si te sientes identificado con alguna idea de izquierdas, si eres progresista o lo quieres ser, si eres solidario con los desfavorecidos, si andas preocupado con el medio ambiente y cosas así, tienes que tener algunos conceptos claros: si adoptas ideas de progreso no puedes tener la menor tentación de que te compre nadie. Si eres de izquierdas no puedes corromperte. Un corrupto de derechas tiene pase, pero un corrupto de izquierdas está muerto antes de empezar. Al final, lo que ocurre es que los ciudadanos sólo encuentran corruptos de izquierdas, de derechas hay empresarios y cosas así.
He tenido el honor de ser durante un tiempo miembro de la dirección de la CEOE. Conozco a empresarios de primera categoría. Conozco a gentes que se juegan su dinero para crear riqueza y empleo. Pero nunca entenderé por qué la CEOE no se convierte en abanderado de la honestidad y la limpieza en contratos y adjudicaciones. En EEUU eso pasa.
Comprendo que los dirigentes de la CEOE estén bloqueados porque no paran de salir casos de empresarios golfos. ¿Puede el señor Díaz Ferrán condenar éticamente a los empresarios valencianos que nos anuncian cada día que “pringaron” a políticos para hacer negocios? No puede. ¿No puede porque él ha comprado adjudicatarios? Pues puedo defender que no, pero que la patronal de los empresarios honestos sea presidida por Díaz Ferrán, es complicado de aceptar.
No sabéis lo que me duele que la CEOE, el Gobierno y el PSOE sean incapaces de explicar a la sociedad que la corrupción de derechas se tolera pero la de izquierdas es intolerable.
Lo de la Comunidad valenciana es un aviso: medio PP está implicado en negocios rentables para quien decide políticamente. Un corrupto, para simplificar. ¿Y qué pasa? pues nada si es del PP.
Un socialista valenciano se ha descubierto que ha conseguido algún favor empresarial: el PSOE valenciano lo ha cesado en el acto.
¡Pobre socialista corrupto!, no sabe que para ser corrupto hay que ser del PP.
Valencia, toda la Comunidad valenciana, es un entramado de empresarios y políticos que quieren ganar dinero. Normal, en una cierta ética. Los empresarios y los políticos populares encuentran normal que si se tiene poder, se trabaja por los ciudadanos y se cuenta con el apoyo de empresarios ingeniosos, lo lógico es que el beneficio de los empresarios se reparta con los políticos.
La Comunidad valenciana está consolidando una idea de solidaridad político-empresarial que podría crear escuela.
Un socialista valenciano se ha creído que este modelo vale para todos: es de Alicante y está cesado de militancia. Os lo digo claramente: este socialista es gilipollas. Para ser corrupto en Valencia o se es del PP o se es gilipollas. Si eres del PP tendrás todas las garantías de repartir el negocio empresarial con la nómina política, si eres del PSOE y quieres copiarles no sólo eres un corrupto, eres también un delincuente potencial.
Vamos a ver si tenemos ideas claras: si eres político y quieres corromperte (Dios no lo quiera)  tienes que ser del PP.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Sigamos siendo socialdemócratas

Sigamos siendo socialdemócratas


Por Luís Solana. Publicado el 7 de septiembre de 2010, en su blog Debate tras la línea roja, y en ElPlural.com

Casi todos los socialdemócratas españoles están de acuerdo en que hay que redefinir el papel, las ideas y los mensajes de una ideología que ha cumplido un papel fundamental en la Historia: el socialismo.  En el mundo entero el debate está abierto, crea dudas, esperanzas y también frustraciones. He dicho que es un debate en el mundo, pero no es exacto: es un debate del mundo desarrollado. En la India, en China, en Brasil o en Indonesia, la socialdemocracia es un sueño, no un problema. Aquí mismo, en este blog (que tiene los lectores que tiene), suelen aparecer críticas al socialismo español y al socialismo del gobierno Zapatero, procedentes de amigos progresistas. Es normal, pero es un error.
Las esencias socialdemócratas de protección al más débil, no han cambiado con Zapatero, lo que ha cambiado es la idea de que hay dinero para todo. Ocurre que hay escasez de recursos y hay que fijar prioridades. Durísimo ejercicio que Zapatero ha llevado adelante con valor y (lo reconozco) ha explicado con poco aliento.
Porque hemos tenido tiempos de riqueza sorprendente y nadie se dio cuenta (nos dimos cuenta) de que esa situación no era permanente. Porque hemos tenido años de excedentes presupuestarios y nadie se dió cuenta (nos dimos cuenta) de que el dinero hay años que sobra y años que falta. En España todos ricos y medio ricos somos todos unos novatos en eso de la riqueza: somos unos nuevos ricos.
En Dinamarca, país con mucha más riqueza y más antigua que España, las carreteras son peores que las españolas pero el sistema social está aguantando la crisis. A eso quiero llegar.
Igual, cuando hay dinero en el Estado, es mejor hacer menos AVEs y más escuelas o más hospitales o más fondo social de inversiones. El susto que hemos (estamos) pasando terminará y la economía irá poco a poco a mejor. Pero conviene que nadie se olvide que de esta crisis salimos más lejos de la riqueza y con más dificultades para atender los problemas sociales.
El momento es estelar para la derecha liberal: hay recursos escasos y el mercado es el mejor distribuidor de esos dineros; el Estado no vale. Va a ser la batalla de los próximos años y en la que pido a cualquier socialdemócrata que lo sepa rebatir.
Pero también es tiempo de reflexión para los socialistas: ¿qué hacemos cuando los recursos son escasos? ¿qué hacemos si no podemos llegar a atender a todos los desfavorecidos? Pues hay que saber explicarlo a los ciudadanos: no hay dinero para todas las prestaciones acordadas.
Que los sindicatos vayan a una huelga no cambia las cosas, las confirma: duelen los recortes sociales, pero ningún sindicato explica de dónde se podrían sacarse las cifras que faltan en el Presupuesto.
Ser socialista es complicado hoy en España, pero conviene no olvidar que gracias al socialismo hemos avanzado en temas sociales hasta hoy y que sólo el socialismo podrá reemprender ese camino de equidad tan pronto como  podamos respirar desde el ahogo económico que sufrimos.
Todos los socialdemócratas debemos mirar hacia el futuro. Un progresista hoy, en un país desarrollado como España, no puede sufrir el síndrome de la mujer de Lot, aquella que decidió mirar hacia atrás y se convirtió en estatua de sal.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Guerra, el eslabón perdido

Guerra, el eslabón perdido

Por Carlos Carnicero
Publicado en ElPlural.com, 06/09/2010

En toda cadena genética de evolución existen eslabones perdidos que remontan a los orígenes: encontrarlos, valorarlos y obtener utilidad de ellos es un síntoma de inteligencia que permite mutaciones teniendo en cuenta los orígenes. Naturalmente es una forma retórica para indicar que no se pueden hacer saltos en el vacío para proseguir una cadena de mejora, sin tener en cuenta los cimientos que han hecho posible llegar hasta el estadio que hace vigente la existencia.

Todos los años, el mitin de la UGT de Rodiezmo (León) es el punto de partida del curso político para el PSOE y para la hermana organización sindical. En los años de la era Zapatero, era además la demostración de la unidad de acción y entendimiento con la organización sindical desde el Gobierno, hasta el punto en que hasta la ruptura de la política económica, se decía, a medio camino de la ironía y la realizad, que Cándido Méndez era en realidad el ministro económico de Zapatero. De eso no queda nada: este año José Luis Rodríguez Zapatero no ha podido acudir a una cita en la que sabía que había sido declarado persona non grata. 

Hay por medio una huelga general que es lo que siempre más ha temido el presidente del Gobierno. Los giros, supuestamente obligados por los mercados, en la política socioeconómica del Gobierno no han tenido siquiera matices o guiños socialdemócratas para indicar la transitoriedad de los cambios y el reparto de las cargas entre las distintas clases sociales. 

Este año ha sido Alfonso Guerra quien ha salvado los muebles del PSOE en la cita sindical. Con la habilidad que le caracteriza, ha centrado sus críticas en Mariano Rajoy y en el PP y ha mantenido las formas con unas decisiones políticas del Gobierno con las que seguro que no comulga pero a las que no podía desacreditar. 

La historia ha demostrado el error de partida de la elección de colaboradores directos del presidente del Gobierno: la supuesta exaltación de la juventud como un valor absoluto, independiente de la preparación de los protagonistas y de su capacidad para la evolución política, ha marcado una brecha, un cortafuegos en la larga y prolija historia del PSOE. 

La generación de Felipe González no tiene apenas supervivientes y los que hay lo son por su capacidad para flotar en todas las aguas –como es el caso de Alfredo Pérez Rubalcaba- o por una trayectoria apoyada en un poder territorial como la de Manuel Chaves.
 

La forma caprichosa y arbitraria en la que Zapatero se ha apoyado para buscar siempre subordinados que sean dúctiles ha tenido un final de camino en casi diez puntos de diferencia en intención de votos con el PP y en una perspectiva de perder el poder en la mayoría de las comunidades autónomas donde gobierna y en todas las capitales de provincia. Y desde luego con todos los pronósticos para salir de La Moncloa a pesar de la peste de corrupción que debiera inhabilitar al PP. 

El alma socialdemócrata del PSOE es lo que le hace diferente y atractivo para un centro izquierda que tiene que ser pilar fundamental de sus perspectivas electorales. Si esa esencia se pierde, como ha ocurrido, la travesía del desierto será larga y penosa. 

Este es un mensaje sutil no apto para incondicionales: para nada se trata de reivindicar que cualquier pasado, por el hecho de serlo, es mejor: la identidad de cualquier organización humana se consigue conciliando renovación y persistencia; de esa mixtificación nace una capacidad de adaptación a los tiempos, de conducción de los cambios y de ejecución de los relevos. Y la edad es un factor más pero no una manera de descartar a quien se siente como competencia por la propia inseguridad. 

No ha sido así en el PSOE, sin duda que hay gente joven de extraordinaria capacidad y otros muchos que todavía no dan la talla más que en su capacidad de obedecer. La lista de errores en la elección o designación de Zapatero e sustantiva. Este año, Alfonso Guerra ha actuado de bombero en Rodiezmo; pero no se trata sólo de apagar un fuego sino de una enorme repoblación forestal que permitirá al PSOE tener un futuro claro. Habrá que ver en futuras remodelaciones del Gobierno si la presencia de Guerra en Rodiezmo es una excepción o esa generación todavía puede echar una mano a este socialismo en decadencia. 

Carlos Carnicero es periodista y analista político 
Blog de Carlos Carnicero: http://www.ccarnicero.com

jueves, 26 de agosto de 2010

Carlos Mendo y el placer inteligente de la diferencia, por Carlos Carnicero


Un ejemplo de lealtad en la diferencia. Un abrazo a la familia de Carlos Mendo, y un recuerdo para siempre de este gran periodista conservador y demócrata. DEP.


Carlos Mendo y el placer inteligente de la diferencia (Artículo publicado también en el diario El Plural)

Por empezar por el principio, conocí a Carlos Mendo a las diez de la noche del día 4 de septiembre de 1994. Aquel día la Cadena Ser inauguraba tertulias políticas. Desde la época en la que la emisora fue adquirida por el Grupo Prisa hasta aquel momento había un prejuicio hacia la opinión formulada en la radio alrededor de una mesa con personas contrapuestas ideológicamente. Fuimos vanguardia de una forma de hacer periodismo que ya es imprescindible en la emisora.
Recuerdo que atravesé la redacción entre la mirada irónica y escéptica de los redactores, en un universo en el que la información tenía patente de exclusividad; los tiempos forzaron el cambio, no sin reticencias, en primer lugar, del tanbien desaparecido Carlos Llamas.
Aquella noche el cartel estaba compuesto por Carlos Mendo, Natibel Preciado y Miguel Ángel Aguilar, con Carlos Llamas en el puesto de mando, aparte de yo mismo: sin duda alguna, ellos, cuatro de los mejores periodistas españoles del final del siglo XX y de comienzos del siglo XXI.
Durante dieciséis años he tenido miles de horas de discusión civilizada con Carlos Mendo a lo largo de cada semana de caña año. Hoy, estando en La Ventana del verano, que dirige espléndidamente la periodista y amiga Marta González Novo, cuando ha entrado en el estudio el subdirector de informativos, Ernesto Estévez, le he adivinado la tragedia en la mirada; y lo que eran risas sobre viajes y aventuras se han tornado llantos: Carlos Mendo acababa de dejar de vivir.
La muerte se está extendiendo con crueldad sobrepasada sobre mi entorno en los últimos tiempos: si el otro día me sorprendía en La Habana la muerte de Carlos Hugo de Borbón Parma, hoy me ha sobrecogido en la Gran Vía de Madrid la de Carlos Mendo.
La calidad humana de este veterano periodista demócrata y conservador es difícil de encontrar en este universo cainita en el que la diferencia de ideas es suficiente para la descalificación y el insulto. Con Carlos he discutido hasta el agotamiento; nos hemos acalorado en antena y nos hemos abrazado siempre fuera de ella, porque sobre todas las demás cualidades, que eran muchas, Carlos era un hombre fundamentalmente bueno.
Sus exageradas pasiones por el universo anglosajón, sus ideas conservadoras, su norteamericanismo excesivo y su amplia cultura, junto con su absoluta ausencia de rencor en las más agrias disputas, hacen de él una ausencia irreparable en Hora 25 y en sus magníficas crónicas sobre política Internacional en el periódico El País, del que fue alma y fundador. Hoy me acuerdo especialmente de las dos Amparo de su vida, su esplendida mujer y su querida hija. La tragedia marcó su vida donde más duele: en la pérdida de dos de sus hijos por causas crueles y naturales del destino. Y él se sobrepuso siempre a la calamidad porque era un luchador de sus propias convicciones: el periodismo corría por su sangre como caballo de carreras buscando una meta imposible en un horizonte que se acaba de terminar por el agotamiento increíble de la vida.
Nunca me acostumbraré a la muerte de los mejores; nunca podré entender la irreversibilidad del fallecimiento humano porque significa, en este caso, como en el de José Saramago y en el de Carlos Hugo de Borbón, por citar las últimas y desgarradoras pérdidas, que sencillamente nunca más podré hablar con ellos, mirar a los ojos, compartir y discrepar. Nunca más debiera ser sólo aplicable a la muerte porque es de verdad lo único definitivo.
La muerte forma parte de la vida y es la condición de su origen; pero se siente tanto y tan adentro cuando es tan entrañable y cercana que a quien la padece le duelen fieros los hígados, el riñón y el fondo del alma hasta el punto de faltar el aire y negarse a admitir lo irremediable.
Mucha gente me decía por la calle: “dale caña a Carlos Mendo”, porque en esta España envenenada, incluso los bondadosos tienen la tentación de la revancha. Yo siempre contestaba para explicar mi posición con quien estaba en las antípodas de mi pensamiento: “lo que hace grande a la Ser es que podamos estar juntos en el mismo programa y además ser amigos”. Pero no era sólo mérito de la emisora sino fundamentalmente del magnífico talante de Carlos.
Carlos, como el otro Carlos, el Llamas, eran esencia y entendimiento de Hora 25: una forma de hacer la radio distintita y distante de todas las demás. Con estas ausencias tan dolorosamente sentidas, cada día nuestro trabajo es más difícil pero más comprometido. No me voy a acostumbrar nunca a su ausencia.

martes, 17 de agosto de 2010

La izquierda como necesidad y la autocrítica como herramienta


CARLOS CARNICERO, 17/08/2010 - ElPlural.com


La infalibilidad es una cuestión religiosa: pretenden tener razón siempre quienes se sienten ungidos por un ser superior al resto de los humanos. Ocurrió muchas veces en las tradiciones de la izquierda en donde el estalinismo fue la manifestación más furibunda del despotismo cruel en nombre del bienestar de un pueblo al que se le pisó la cabeza.

La izquierda democrática nació como la exaltación de la necesidad de conciliar la igualdad con la democracia. Pero los mecanismos del poder son perversos y sólo una vacuna de humildad sabiamente administrada permite sustraerse de la soberbia del poder.

Ahora existe una nueva generación de cachorros del socialismo que necesitan un héroe al que venerar y al que le eximen de cualquier responsabilidad y de cualquier deficiencia: es la exaltación del zapaterismo como una ecuación que certifica que criticar al líder es favorecer al PP. Nada más falso: al partido ultraconservador no le favorece la crítica formulada hacia este socialismo sino las deficiencias manifiestas de un liderazgo débil: pretender trasladar la responsabilidad al mensajero es síntoma de estulticia.

La Moncloa tiene un aparato de propaganda de tentáculos largos. Televisión española, la Sexta, Público y en cierta medida El País. Hay intelectuales de cabecera que son orgánicos del poder y mucho jóvenes que están introducidos en las redes con un libro rojo en el que nuestro Mao doméstico no puede equivocarse nunca. El resultado es la catástrofe anunciada que se empezará a consumar en las elecciones catalanas, seguirá en las municipales y tendrá su zenit en las generales del 2012. Antes habremos pagado un enorme costo al PNV por la aprobación de los presupuestos generales de este año en forma de autogobierno de un estado que cada vez se queda más magro no por convencimiento sino por falta de proyecto político de Rodríguez Zapatero y por su concepción utilitarista de la política.

Los pocos analistas políticos de izquierda que nos atrevemos a escribir lo que pensamos somos acusados de vendidos en la mejor tradición estalinista. “Quien no está con el líder hasta en sus más pequeñas manifestaciones está con el enemigo”. Una ecuación tan elemental y simple que produce una pereza letal. Ahora la destrucción que se plantea es la de Tomás Gómez porque al líder se le ha ocurrido que Trinidad Jiménez es la esperanza blanca de la resurrección socialista de Madrid: ¿está dispuesto el líder a pagar precio si se equivoca?
Un partido de izquierda tiene algunos requisitos que son innegociables si además quiere ser democrático: su señas de identidad son la socialdemocracia entendida como la obsesión por la redistribución de la riqueza y la igualdad de oportunidades en todos los sectores de la vida. Además tiene que tener un gobierno de sus militantes en donde sus dirigentes sólo son los ejecutantes de unas decisiones asumidas por sus bases. 
Los líderes absolutos, los infalibles, son pequeños seres autoritarios que nunca responderán de sus errores porque disponen de guardias pretorianas que les separarán de la realidad y de sus bases.

De tanto ser previsible todo esto produce un enorme aburrimiento por la falta de inteligencia de estos incondicionales que se empeñan en considerar enemigos a quienes tienen la lealtad de señalar los defectos. Este mundo de tiralevitas y de propagandistas de los errores resulta agotador. Y tal vez es el verano la época en la que la pereza de tanta mediocridad se manifiesta con más claridad. Estamos en España y es lo que nos toca. Cuando gane la derecha que no busquen culpables fuera del aparato del partido.


Carlos Carnicero es periodista y analista político 
Blog de Carlos Carnicero: http://www.ccarnicero.com/  

lunes, 16 de agosto de 2010

Lo que debería hacerse para salir de la crisis y que no se hace

Lo que debería hacerse para salir de la crisis y que no se hace


Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario digital EL PLURAL, 16 de agosto de 2010
Este artículo critica las políticas de austeridad que se están implementando en los países de la eurozona que retrasarán la recuperación económica. Lo que debería hacerse es precisamente el acentuamiento de políticas de estímulo económico con expansión del gasto público y creación de empleo. Tales políticas de estímulo, realizadas fuera de la eurozona, son responsables del crecimiento de las economías exportadoras alemana y francesa (junto con la bajada del euro), crecimiento que, al no basarse en el crecimiento de la demanda doméstica, tendrá escaso impacto en la recuperación económica.
Suponga  que usted estuviera a cargo de la política económica de un país que está en una profunda recesión, es decir, que la economía estuviese  de capa caída, no creciese  (o si lo hiciese , fuese  muy, muy lentamente). ¿Qué es lo que usted debería hacer? Y la respuesta, basada en la experiencia de todas las recesiones anteriores (las habidas en el siglo XX) es fácil de conocer. Usted aumentaría lo más rápidamente posible el gasto público, invirtiéndolo para que produjese empleo y con ello hubiera más personas trabajando, recibiendo salarios, consumiendo productos y servicios y estimulando la economía. También, en caso de que tuviera un Banco Central a su disposición, imprimiría mucho dinero para que los empresarios y los ciudadanos del país pudiesen tener fácil acceso a tal dinero, por lo que debería abaratar  su coste, y bajar los intereses de este dinero. Este dinero se traduciría en inversiones y consumo, que es lo que usted desea para estimular la economía. (Para una exposición detallada de las medidas que debieran tomarse ver mis artículos: El error de la austeridad. PÚBLICO, 12.05.10; Otras políticas públicas son posibles y necesarias. SISTEMA DIGITAL, 29.07.10; Alternativas a la austeridad fiscal en España. Center for economic and policy research de Washington, Julio 2010).
Estas son las medidas que se enseñan en los libros de texto de Políticas Públicas, primer curso. Pues bien, la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI) están imponiendo a los países de la UE, políticas opuestas y contrarias a las que he indicado. En realidad están haciendo todo lo contrario. Como resultado de las presiones procedentes de tales instituciones, estos países están desarrollando  políticas de austeridad  en el gasto público. España e Italia están reduciendo su gasto público en 15.000 millones y 25.000 millones de euros respectivamente. Portugal está recortando su presupuesto de una manera drástica para reducir el déficit del Estado  y alcanzar el famoso 3% del PIB en 2013, reduciéndolo 6 puntos del PIB en tres años (España lo está reduciendo incluso más, 7 puntos en 3 años). En Alemania, la canciller Merkel se ha comprometido  a alcanzar el equilibrio presupuestario (es decir, déficit cero) en el año 2016, reduciendo el gasto público 10.000 millones por año, cada año hasta entonces. En Francia, el Presidente Sarkozy piensa reducir el gasto público siguiendo el ejemplo alemán para alcanzar un déficit cero, reduciendo el déficit del estado ocho puntos en el mismo periodo, y así país tras país en la UE. Y por si ello no  fuera suficiente, el FMI ha recomendado al Banco Central Europeo (que es el único banco en al UE que puede imprimir dinero) que reduzca la producción de moneda y que aumente los intereses bancarios a finales de 2010. Y todo ello está ocurriendo en un periodo en que las economías de la Eurozona están en la mayor recesión que han tenido en los últimos cincuenta años (y la inflación es la más baja desde el año 1953).
Estas políticas son profundamente erróneas y suponen  una nota de suicidio económico. Están dañando enormemente a las clases populares de aquellos países. Y se están justificando con una serie de argumentos que no tienen ninguna validez científica. Se está diciendo, por ejemplo, que todas estas políticas son necesarias para no dejar una enorme deuda a nuestros hijos y nietos, ignorando que el efecto de esta austeridad tendrá un efecto muy negativo sobre el nivel de vida de nuestros hijos y nietos, pues, consecuencia de tales políticas, el PIB que recibirán será mucho menor que el que hubieran recibido si no se hubiera ralentizado el crecimiento económico como resultado del descenso del estímulo económico,  consecuencia del recorte del gasto público. Las políticas de austeridad están causando una reducción de la tasa de crecimiento económico, con lo cual, el tamaño de la tarta, es decir, del PIB, que hereden nuestros hijos y nietos será mucho menor.
Otro argumento que se utiliza en la ideología neoliberal que domina los establishments políticos y mediáticos de la UE (incluyendo España) es que hay que “recuperar la confianza de los mercados”, eslogan que se utiliza para subrayar la importancia y necesidad de anteponer los intereses y beneficios bancarios (“de los inversores” se dice) por encima de todo. La situación paradójica es que las propias agencias de valoración de los bonos del estado (muy próximas a los bancos) están indicando que el mayor problema que perciben en los países como España, es “la fragilidad de sus economías”, que es la manera amable de indicar que tales economías no crecen. Así, en el informe de la Agencia Moody donde se habla de revisar la calificación sobre la deuda soberana de España, para bajarla de categoría se lee que la causa de esta decisión es “la débil perspectiva de crecimiento de su frágil economía”. Los economistas neoliberales (que siempre cuentan con enormes cajas de resonancia en los medios de información y persuasión españoles) también utilizan, para justificar tal austeridad, el argumento de que los elevados déficits y la elevada deuda absorben dinero que debiera estar disponible  para el mundo empresarial para que invirtiera. Tal argumento ignora que la falta de inversiones se debe precisamente a la escasa demanda creada, resultado de la reducción de los salarios y del gasto público, medidas que ellos están proponiendo. Y así un largo etcétera.
La pregunta que el lector se hará es ¿por qué si estas políticas son tan dañinas, se están llevando a cabo, incluso por gobiernos (como el español) que en periodos de pre-crisis han mostrado tener  sensibilidad social y receptividad a los deseos de las clases populares? Y una parte de la respuesta es que la mayoría de gobiernos en la UE son de derechas. Y están aprovechando la crisis para conseguir lo que han deseado durante muchos años, es decir, reducir y/o eliminar el estado del bienestar y bajar los salarios. Y otra parte de la respuesta es el enorme poder del capital financiero -la banca-, que es el mayor beneficiario de estas políticas y tiene un enorme poder político y mediático. No son “los mercados financieros”, sino la banca la que está detrás de todas estas políticas de austeridad, y que son los que promueven el  dogma –el dogma neoliberal- que se impone.
En España, la influencia de la banca en los equipos económicos de los gobiernos (sean conservadores o socialistas) ha sido enorme, siendo el Banco de España (cuyo gobernador ultraliberal fue nombrado por el gobierno socialista) el mayor portavoz de tal poder fáctico -la banca-. Véanse las similitudes entre las propuestas del BBVA y las del Banco de España. Sus recetas son: mayor facilidad de despido, menores salarios, menor protección social, menor gasto público social, mayor bajada de impuestos y no subida para las rentas superiores (manteniendo la regresividad fiscal que caracteriza el sistema impositivo español, responsable, en gran parte, de que seamos el país de la UE-15 con mayores desigualdades sociales). Es predecible que las derechas apoyen tales políticas. Y el PP y CIU estén ahí esperando poder llevarlas a cabo lo más pronto posible. Pero, ha sido un gran error de los partidos gobernantes de centro izquierda el seguir tales políticas, que han desmoralizado y desmovilizado a sus bases electorales. País tras país, en la UE, se ha visto un enorme crecimiento de la abstención de aquellas bases en los procesos electorales que han determinado el enorme descenso del apoyo electoral a aquellas opciones de centroizquierda, que me temo ocurrirá también en las próximas elecciones legislativas en España, a no ser que se reviertan tales políticas.
Una última nota. Terminé de escribir este artículo el viernes, muy de mañana. Horas más tarde la noticia del día apareció con grandes titulares. La economía alemana había crecido de una manera muy notable en el último trimestre, presentándose este crecimiento como resultado de las políticas de austeridad seguidas por el gobierno Merkel. Y como era de esperar, el economista ultraliberal más promocionado por la televisión pública catalana, con la típica hipérbola que le caracteriza (instrumentalizada por los nacionalistas neoliberales, definió al gobierno tripartito catalán como el gobierno más parecido al gobierno de Corea del Norte) apareció en el programa de la mañana para señalar tal crecimiento económico, como resultado de las políticas neoliberales de la coalición de derechas gobernantes en Alemania, contrastándolo con el “desastroso” camino seguido por el Presidente Obama que estaba arruinando EE.UU.
En realidad, el crecimiento económico alemán poco tiene que ver con las medidas de austeridad. La economía alemana está basada en las exportaciones favorecidas por el enorme declive del valor del euro, y por el estímulo de la economía estadounidense, asiática y de América Latina. En realidad, tales medidas de enorme austeridad acabaron imponiéndose y retrasaron enormemente tal crecimiento y la euforia que se ha creado (ver artículo próximo en
 PÚBLICO, sobre este tema).
Vicenç Navarro es Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University www.vnavarro.org 

viernes, 13 de agosto de 2010

El PSOE vuelve a ser modelo

El PSOE vuelve a ser modelo
Luís Solana, en ElPlural.com

Comprendo la inquietud que se está produciendo entre algunos militantes y simpatizantes socialistas ante muchos análisis mediáticos que se producen por la "crisis de Madrid". No estamos acostumbrados a resolver las diferencias echando mano de algo tan simple como la Democracia. Que el Partido Socialista sea una y otra vez modelo de cómo se solucionan las diferencias internas, supongo que pone de los nervios a los ajenos y me parece que pone inquietos a los propios.
Si un partido como el PP (un partido que -por cierto- ha conseguido olvidar a sus padres y a sus abuelos) tiene diferencias sobre quién es el líder nacional o el líder asturiano, se buscan todo tipo de maniobras para que el resultado sea el que el núcleo dirigente quiere que sea. Los medios de comunicación no hacen ni el esfuerzo de crítica: aceptan que eso es no normal en el PP. 

Si un partido como el PSOE (el único partido en España que homenajea a sus padres y a sus abuelos) tiene diferentes opiniones sobre el mejor candidato a dirigir la organización nacional o una autonómica, se encuentran todo tipo de críticas sobre diferencias, desuniones, maniobras o rupturas. Y muchos socialistas dudan de su propio modelo democrático y envidian el sistema totalitario de sus rivales. 

Vamos a ver qué pasa en la Comunidad Autónoma de Madrid y sus candidatos socialista, pero sin que ningún militante o simpatizante del PSOE ponga en duda que, lo más democrático que va a vivir un partido en Madrid, va a ocurrir en el Partido Socialista de Madrid, no en el PP de Madrid, no en IU de Madrid, no en UPyD de Madrid, sino en el PSOE de Madrid: se va a elegir un candidato a líder mediante primarias. 

En Madrid todos los socialistas están actuando con su lógica y sus libertad. Unos socialistas piensan que Trinidad Jiménez tiene más fácil derrotar a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid; otros socialistas creen que Tomás Gómez se merece la oportunidad de enfrentarse a la presidenta por su trabajo de tres años. 

Conozco algo como funcionan los partidos y sé de la tentación de alguien que manda (se llame Zapatero o se llame Gómez) de utilizar su maquinaria orgánica en su favor. Es así y seguirá siendo así casi siempre. 

Pero en Madrid, el PSOE ha decidido que sean cuales sean los grados de entusiasmo orgánico de uno o de otro candidato, son los militantes quienes deben decidir la persona que va a encabezar la candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid. 

Estoy seguro que desde medios conservadores se comenzarán campañas para achicar este éxito democrático. Hace daño que un partido de izquierdas sea otra vez más democrático que un partido de derechas. Pero esto viene pasando tantas veces que ya no debería llamar la atención. 

Supongo que (digan lo que digan) los partidarios de Trinidad Jiménez harán todo lo posible para que Jiménez gane. Supongo que (digan lo que digan) los partidarios de Tomás Gómez harán todo lo posible para que Gómez gane. ¿Hay algo de malo en esto? ¿No es lo mismo que pasa en unas elecciones generales o en unas elecciones a la dirección de CCOO o de la CEOE? 

Venga, amigos y compañeros: lo que está pasando en el PSOE de Madrid es un ejemplo de democracia interna a un nivel que ningún partido se atreve a llegar. 

Por favor, críticas desde filas populares, después de que me cuenten algún ejemplo suyo tan democrático como el de los socialistas en Madrid. Y, si no, a callar y a aprender del PSOE otra lección de democracia. 

Luis Solana es militante socialista y promotor de Nuevas Tecnologías 

www.luissolana.com

miércoles, 11 de agosto de 2010

ELECCIONES PRIMARIAS EN EL PSRM, O LA NECESIDAD IMPERIOSA DE RECONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO EN LA REGIÓN DE MURCIA


Desde que hace unos días Pedro Saura, actual Secretario General de los socialistas de la Región de Murcia, hiciese público que no optaría a ser candidato en los próximos comicios autonómicos de mayo de 2011, -al menos mediáticamente- se dice que se ha producido todo un tumulto en las filas socialistas. Lo cierto es que con este anuncio se ha iniciado un nuevo proceso para reinventar el camino de la reconstrucción del proyecto socialista en la región de Murcia. 
Es evidente que tras la ansiada renuncia de Saura, se ha pasado a la fase de orfandad propia de todo proceso que se vive con intensidad en la vida política. Mientras se van perfilando los posibles candidatos a las -espero- próximas elecciones primarias que tendrán lugar en los primeros días del mes de octubre, quiero expresar un par de cosas al respecto.

1) Como militante socialista, me siento dolido al comprobar que una vez más se ningunean los órganos democráticos de nuestra organización.
No puedo entender el resorte intelectual que conduce a dejar para el último lugar a los integrantes de la Comisión Ejecutiva Regional a la hora de trasladar la decisión de no ser candidato en las próximas elecciones autonómicas, por parte del aún secretario general, Pedro Saura. No sólo ha habido una cascada de filtraciones perfectamente evitable, sino que hasta se han ofrecido entrevistas personales a distintos medios de comunicación mucho antes de que el mencionado órgano ejecutivo se reuniera. Mal empezamos, o terminamos según se mire.

2) Recelar de que tanto Pedro Saura como Paco Oñate –máximos responsables del PSRM- hablen en los medios de comunicación de “consenso y transparencia” para elegir al “mejor candidato o candidata”.
Desde hace algún tiempo soy bastante precavido cuando escucho aquello del “consenso”. Lo que recuerdo de mi corta experiencia en política me dice que muchas veces cuando se apela “al consenso”, en verdad lo que se pretende es “hacer comulgar con ruedas de molino”.
Así que, precisamente por ser partidario del “consenso deliberativo y democrático”, en esta ocasión creo que lo que el PSRM necesita como “agua de mayo” –magnífica metáfora me acaba de salir- es precisamente un proceso vibrante de confrontación de ideas, y de personas. Un debate abierto y participativo, con la militancia y la sociedad, no tanto con los cuadros orgánicos y cargos institucionales del partido. Y ajeno absolutamente a cualquier atisbo de “pomada consensual”. Claro está, que yo me refiero a si el fin último de este proceso que ahora se inicia es el de reconstruir y fortalecer con unos sólidos cimientos el denostado proyecto socialista en la Región de Murcia.
Y, en mi opinión, para conseguirlo se hace imprescindible, no sólo que haya transparencia orgánica en el proceso, sino que lo deseable sería que la actual cúpula regional del partido se mantuviera absolutamente ajena al proceso, e incluso pasara a un segundo plano mediático. Justo lo contrario de lo que pretenden los dos máximos responsables del PSRM, Pedro Saura y Paco Oñate, a tenor de lo manifestado a la prensa durante estos días.

3) Recomendar huir del abrazo del oso. Es decir, de presentar a la sociedad murciana un candidato o candidata oficialista. A mi me parece que lo que los ciudadanos de la Región de Murcia esperan de este proceso es que genere un producto que se parezca lo menos posible al actual.
Si los murcianos y murcianas no compran nuestro actual producto electoral, jamás comprarán como “nuevo”, alternativo, renovador,… el mismo producto que no quieren aunque vaya envuelto en seda y con encajes.
Por tanto, lejos de tutelar el proceso de consultas con los cargos de agrupaciones locales en pleno mes de agosto, como pretende Pedro Saura y sus incondicionales, con el fin de conseguir -ellos mismos (sic)- un candidato o candidata de “consenso”, lo deseable sería abrir puertas y ventanas de la sede de la calle Princesa y propiciar que todos los movimientos de militantes que deseen compartir inquietudes y deseos de cambio, se desenvuelvan con absoluta igualdad de oportunidades, sin que exista ningún atisbo de apadrinamiento de tal o cual candidato o candidata. Cuanto más ajeno se perciba desde la ciudadanía al candidato/a y a su equipo de los actuales responsables, mejores perspectivas electorales existirán de cara a los próximos comicios autonómicos.
En este sentido, flaco favor se le ha hecho a Begoña García Retegui tras publicarse que es la favorita de Saura, y del actual staff. Una auténtica pena para una persona valiente y comprometida como ella. Por cierto, una cosa que no me ha gustado de Begoña ha sido escucharle –a través de la prensa- aquello tan poco motivante en tiempos turbulentos como estos de que “si me lo pide la mayoría”. Pues no. Lo que necesitamos muchos militantes es comprobar que hay uno o varios candidatos/as que se lanzan a la piscina con entusiasmo, coraje, determinación y claridad de ideas, para liderar la reconstrucción del nuevo proyecto socialista en esta maltrecha región que sigue a la cola en todos los indicadores de progreso y bienestar.
Repito una vez más que sería magnífico encontrarnos en el PSRM con un líder o lideresa con la actitud y fortaleza que está manifestando Tomás Gómez frente a Zapatero, y a Ferraz, en el proceso de primarias que también se va a desarrollar en la Comunidad de Madrid. Y, por otro lado, reiterar que a poco que se intuyera públicamente que “hay gato o gata encerrada”, los murcianos y murcianas volverán a darnos la espalda. Y, si cabe aún con más fuerza. 
Por tanto, aprovechemos el periodo de primarias para abrir el partido a la sociedad murciana, debatamos lo que tengamos que debatir siempre en positivo y con la máxima lealtad a nuestros principios y a los compañeros, y háblese claro y bonico, que son muchos los murcianos y murcianos que están a la espera de acontecimientos.
Mucha suerte a todos y a todas.