lunes, 9 de febrero de 2009

Eluana ha muerto. Descanse en paz

En pleno esperpento de intereses políticos y religiosos, muere Eluana. La sonrisa de la foto dejó de existir hace 6.332 días. Ya expresé mi opinión respecto a los hipócritas e im-piadosos.

Tras 17 años en estado vegetativo, Eluana Englaro ha muerto
Beppino Englaro, conocía la noticia por parte del anestesista: "Sí, nos ha dejado. Pero no quiero decir nada, sólo quiero estar solo"

CADENASER.COM 09-02-2009

Todo ha terminado, 6.332 días de espera y de lucha por parte de la familia Englaro para dar a su hija una muerte digna. La joven de 38 años y que se encontraba en estado vegetativo desde hace 17, ha muerto a las 20,10 horas de esta tarde. En ese momento, en el Senado se debatía un proyecto de ley para prohibir la suspensión de la nutrición que mantenía a la joven con vida. Durante el debate parlamentario, el presidente de la Cámara, Renato Schifani, ha sido informado de la muerte de la joven y tras conocer la noticia, todos los senadores se han puesto en pie y han guardado un minuto de silencio.

Beppino Englaro, el padre de la joven, conocía la noticia de parte del anestesista Amato De Monte: "Sí, nos ha dejado -ha sido el primer comentario del padre-. Pero no quiero decir nada, sólo quiero estar solo", informa "Il Corriere della Sera"

Eluana ha fallecido en la casa de reposo "Quiete" de Udine, mientras en el Senado se debatía un proyecto de ley para prohibir la suspensión de la nutrición e hidratación que mantenía a la joven a con vida. En el momento del debate, el presidente de la Cámara, Renato Schifani, fue informado de la muerte de Eluana y tras conocer la noticia, todos los senadores se pusieron en pie y guardaron un minuto de silencio.

Después Schifani ha expresado su solidaridad y cercanía con el padre ha afirmado que "este es un momento de reflexión en el que todos, comenzando por los políticos, deben reflexionar sobre el derecho de la vida y la muerte".

El vicepresidente del grupo conservador en el Senado, Caetano Quagriello, tomó el micrófono y denunció que "Eluana no ha muerto, sino que ha sido asesinada" a lo que Ana Finnochiaro, del Partido Demócrata, le respondió que "continuaban haciendo el enésimo acto de carroña política sobre la muerte de Eluana".

La Cámara de Diputados también mantuvo un minuto de silencio por la muerte de Eluana que hoy cumplía el tercer día sin alimentos ni hidratación en la clínica de Quiete. Desde el Vaticano, el ministro de Sanidad, cardenal Javier Lozano Barragán pidió que "el Señor la acoja en su seno y perdone a quien se le ha llevado de este mundo".

Englaro pasaba esta tarde por los micrófonos del programa "La Ventana" de la Cadena SER. Beppino nos contaba que estos días estaba viviendo unos días doblemente dolorosos. Por una parte se enfrentaba a la muerte de su hija, por otra al Gobierno italiano. "Llevamos 17 años luchando para una cosa que nosotros ya desde el accidente teníamos claro" ha afirmado el padre de Eluana con respecto a la ley que está llevando a cabo el Gobierno Italiano para evitar la muerte de la joven.

El señor Englaro explicaba que el día del accidente "hace 6.332 días" ya tenían muy claro que a Eluana no le hubiese gustado que la dejasen vivir en esa situación. Sin embargo, lamentaba Beppino "no contamos con todos aquéllos defensores de la vida. Otros decidieron por nosotros y decidieron que Eluana tenía que vivir sin límites".

El aplomo y la seguridad de Beppino Englaro llamaban la atención, se mostraba muy seguro de lo que querría su hija pese a que hacía algo más de 17 años que no podía comunicarse con ella. Sin embargo, es compresible su seguridad ya que según nos contaba "en casa habíamos hablado muchas veces de cómo tendríamos que actuar en el caso de que nos encontrasemos en esa situación".

El tema surgió el día que Eluana volvió del hospital de ver a un amigo que se encontraba en coma, "cuando llegó a casa estuvimos hablando y todos coincidimos en que preferiríamos morir a que nos mantuviesen con vida" nos contaba Beppino y sentenciaba: "Si Eluana hablara podría decir no a la alimentación".

En cuanto al revuelo y los debates que ha generado el caso de la joven en Italia, Beppino Englaro ha subrayado: "Mi hija es simplemente pureza y libertad. No condena a vivir. Hemos respetado a todo el mundo y queremos que todo el mundo nos respete a nosotros. Respetamos a todos por lo que son. No pedimos nada, pedimos simplemente dejar morir. Nunca habríamos pensando que encontrariamos todos estos problemas" lamentaba Beppino.

3 comentarios:

Cuadernos keynesianos dijo...

Descanse en paz.

Lamento mucho que en España, este tema haya sido nuevamente aparcado, al igual que el libre derecho a la apostasía para no incomodar a la omnipresente jerarquía eclesiástica y poner en peligro dos millones de votos.

Salud.

susana dijo...

é simplesmente triste... mas é uma lição... resta saber o que cada um aprenderá com ela...
beijinho de Portugal
su

PMM dijo...

Pues sí, descanse en paz, al fin.