martes, 4 de noviembre de 2008

Pobre Felipe, o de las opiniones de doña Sofía

Que la Reina tenía opinión, era obvio. Que se hiciera pública de la forma que se ha hecho, sin duda ha extrañado. El sueldo incluía ciertas actitudes y comportamientos. Responsabilidad y prudencia. La Libertad tiene su precio. Muchos han pensado, ¡¿pero a quién estamos manteniendo a cuerpo de rey en Zarzuela?! (nunca mejor dicho).

No diré yo que a su edad, nuestra Reina chochee, como he leido en algún otro sitio. No. Yo creo que todo ha sido intencionado. Que sepamos, no ha habido petición para que se retire el libro de las librerías, ni tampoco cese alguno en la Casa Real. Y, la nota aclaratoria tras la polémica, ha consistido en lamentar, pero nunca en rectificar. Pues eso. ¿Se repartirán las ganancias?.

El gran guiño. Luego, ¿qué intención ha podido llevar a la inmigrante más insigne de España a publicar lo que ha publicado, además de facilitar una estupenda vejez a su amiga, Pilar Urbano?. Está claro, hacer un guiño a lo más reaccionario de la derecha española, tradicional, y ultra católica, justo en tiempos en que Zapatero ha situado a España a la vanguardia de la defensa de los derechos civiles. El Opus Dei, se hace más presente.

¿Ha hecho bien doña Sofía? Depende de para quién. Yo creo que sí. El Príncipe Felipe puede que no piense igual. De un plumazo ha visto cómo su camino hacia una aceptación consensuada como futuro rey se ha empinado a semejanza del Angliru. Intuyo, muy pronto, una intervención de don Felipe en la que se posicionará alejado de las opiniones de su madre. No tardará. Pero ya nada será igual. Como dijo acertadamente alguien, en España no había monárquicos, sino juancarlistas. A partir de ahora, opinar sobre su Majestad, se va a poner de moda. Pobre Felipe.

1 comentario:

As pricipais danças típicas dijo...

Olá, fiquei muito feiz em receber sua visita.... Estamos realizando uma pesquisa de faculdade na disciplica de Filosofia (estamos cursando Pedagogia)... qdo quiser nos visitar fique a vontade....
Abraços.