miércoles, 5 de noviembre de 2008

Super Presidente Obama, y la difícil gestión de la ilusión desbordada

El cambio ya está aquí. Barack Hussein Obama Jr. es ya presidente electo del país más poderoso del mundo. El hecho de ser afroamericano, negro, para entendernos, le confiere sin duda un carácter más histórico a su triunfo. Aunque lo que en verdad destaca es el hecho de haber sido capaz de crear una ola enorme de ilusión que ha sobrepasado con creces las fronteras de EEUU. La participación de votantes también ha sido histórica. Millones de personas en todo el mundo hemos estado pendientes de estas elecciones. De hecho, en muchos aspectos las hemos vivido como propias. También en los lugares más pintorescos del planeta. Era el deseo de ver un "emperador" más justo en la Casa Blanca. Las lágrimas de alegría del reverendo estadounidense Jesse Jackson, en el abarrotado Grant Park de Chicago, Illinois, estaban plenamente justificadas. El sueño de Martin Luther King se hacía realidad.

¿Y ahora qué?. El presidente Obama, cuando el próximo 20 de enero tome posesión del cargo, tendrá muchos e importantes retos por delante. Además de enfrentarse a la actual crisis económica, y salir del avispero de Irak, deberá recuperar una imagen más positiva de su país en el mundo. Árdua tarea después del desastre de los últimos años. Aunque por lo visto ayer, el mundo se lo quiere poner fácil, a poco que Obama enderece el rumbo en algunos asuntos cruciales. Pero, como presidente de los USA, tendrá que desarrollar su programa político, basado en amplias reformas en sectores como educación, sanidad, inmigración, defensa, energía, lucha contra la corrupción, apoyo a las familias, y reforma electoral.

Esperamos que "Super Obama" lo haga bien. A ver lo que realmente lleva a cabo. El mundo lo acoge como un gran líder sereno, y con una visión del futuro que ojalá no se desvanezca. Menuda responsabilidad. Ya se sabe que cuando hay grandes expectativas, es más fácil defraudar. De ser así, ya tendremos tiempo de quejarnos, no? Ahora, disfrutemos la borrachera de ilusión y esperanza.

4 comentarios:

Carlosdu dijo...

Comparto contigo una cita que encontré este día:

“He visto la tierra prometida. Puede que no llegue allá con ustedes, pero quiero que sepan esta noche que, como pueblo, llegaremos a esa tierra.”

Martin Luther King, 3 de abril de 1968, un día antes de ser asesinado.

En verdad que ha creado una gran ilusión el triunfo de Obama por el mundo, sin embargo, no debemos olvidar que a pesar del gran poder como una nación como EUA, el trabajo se tiene que realizar internamente, de nada sirve el progreso de EUA si en cada uno de nuestros países no se pone atención a la pobreza y a la red de corrupción de las elites políticas.

Bueno, bueno, un gusto encontrar tu blog. Por cierto, vi tus gustos literarios y hay una obra que acabo de revisar: La inmortalidad de Kundera.

¿No te parece que Agnes encontro un poco de inmortalidad en Rubens,?

cristina dijo...

un largo y duro trabajo tienes este muchcacho por delante, pero si Zapatero lo hizo confiemos que el tambien lo consiga, por cierto gracias a ti por las felicitaciones

supersalvajuan dijo...

En eso estoy de acuerdo. Como nuestro presidente, demuestra y muestra seguridad, cualidades no siempre encontradas. Un abrazo.

Mona Lisa dijo...

Espero que la euforia que ha creado em torno a Obama, en todo el mundo, no es la disminución de lá "Obama Mania".